Recursos para aprender inglés jurídico (Parte I)

Actualizado: may 3

Con frecuencia me preguntan cómo aprendí inglés jurídico y decidí dar respuesta en una serie de entradas en mi blog (esta es la primera), con la esperanza de que se vuelva un recurso útil para los que me lo han preguntado y un lugar para remitir a los que me pregunten en adelante.



Antes de entrar de lleno a mis recomendaciones, es importante mencionar que esta no es una lista exhaustiva, lo que pongo aquí son mis sugerencias, es lo que conozco, lo que me ha funcionado o lo que me han recomendado fuentes confiables, pero no es lo único que hay en el mercado ni quiere decir que tengo toda la razón.


Ahora, entrando en materia, debo decir que “saber” inglés jurídico no sólo significa manejar un vocabulario amplio y tener un glosario muy completo al que se pueda acudir cuando lo necesitemos, sino también conocer el sistema jurídico de la lengua madre y de la lengua origen lo suficiente como para poder tener alternativas de traducción cuando no haya figuras jurídicas idénticas, y conocer los estilos de escritura y de conversación (no es lo mismo escribir un case brief, un memo o un correo electrónico). No es algo que se aprenda en un curso rápido, sino que requiere de mucha lectura y práctica, se desarrolla poco a poco. Dicho lo anterior, las recomendaciones que haré en esta serie de entradas incluirán recursos variados para desarrollar todas estas habilidades.



Así que, sin más preámbulo, aquí van mis sugerencias:



Libros

· Sistemas Jurídicos Contemporáneos de Éric Tardif (Ed. Limusa). Este libro es de nivel escolar y es precisamente por eso por lo que empiezo por aquí. No es lo mismo recibir un documento a traducir al español que provenga de las Islas Vírgenes Británicas que uno que provenga de la India, aunque los dos estén en inglés, ¿verdad? Así que este libro es un buen punto de partida para comenzar a entender los diferentes sistemas jurídicos que existen en el mundo y de ahí leer literatura más especializada. Se puede comprar aquí.

o Otro libro del mismo tema: Sistemas Jurídicos Contemporáneos de Consuelo Sirvent Gutiérrez (Ed. Porrúa), a la venta aquí.


· Introducción al Common Law de Ruth Gámez y Fernando Cuñado (Ed. Thomson Reuters). Este libro me ha ayudado mucho porque explica los sistemas jurídicos inglés y estadounidense de forma clara y concisa. Al ser un libro cuya intención es ser un introducción, no entra en grandes detalles ni utiliza términos especializados, por eso vale la pena para el que apenas se quiere iniciar en este mundillo del inglés jurídico, o cuando simplemente necesitamos una referencia rápida y no queremos meternos a investigar algo más profundo en libros más completo. Hay versión pasta blanca y libro electrónico. Se puede comprar aquí.


· El inglés jurídico norteamericano de Enrique Alcaraz Varó (Ed. Ariel). Este libro es bueno porque no habla de sistemas jurídicos, sino de lengua. Explica el lenguaje que se usa en las diferentes materias jurídicas (constitucional, los poderes legislativo, ejecutivo, judicial, el lenguaje de los jueces, fiscales y abogados, etc.) y eso resulta muy útil para los que necesitamos comunicarnos con abogados y autoridades estadounidenses, ya que se centra en explicar cómo se utiliza el lenguaje en diferentes instancias gubernamentales de los Estados Unidos. Se puede comprar aquí.


· Libros de Bryan A. Garner. Por si no lo saben, Bryan A. Garner es el editor en jefe del Black’s Law Dictionary, que es el diccionario jurídico de más prestigio en los Estados Unidos, así que vale la pena leerlo (aunque tiene sus detractores, lo cierto es que hoy sigue siendo una autoridad en la materia). Los libros que yo he leído y que considero recomendables son los siguientes: Legal Writing in Plain English, Garners’s Dictionary of Legal Usage, Guidelines for Drafting and Editing Contracts, The Redbook: A Manual on Legal Style, aunque tiene otros muchos. Se centra en guiar el estilo jurídico de escritura. Cualquiera de estos libros está a la venta en Amazon y algunos en opción libro electrónico.


· A Manual of Style for Contract Drafting de Kenneth A Adams. El autor es uno de los detractores de Bryan A. Garner y por eso vale la pena leerlo, para tener un criterio completo. Este libro una guía de prestigio en los Estados Unidos para los “building blocks” de los contratos redactados en inglés (y si no sabes qué son los “building blocks” y parte de tu trabajo es redactar contratos en inglés o traducir contratos de inglés a español o viceversa, te recomiendo leerlo ya). Al igual que otros libros que recomiendo aquí, este libro no se trata de aprender de sistemas jurídicos o de vocabulario, este habla sobre estilo en la redacción de contratos específicamente. Se puede adquirir aquí.


· The American Legal System for Foreign Lawyers de Edson Reiley et al. (Ed. Aspen Publishers). Este libro, tal como lo dice el título, tiene por objeto explicar el sistema jurídico estadounidense. Es el recurso adecuado para cuando quieres aprender derecho, olvidando un poco el estilo para comunicarse del que hablan otros libros que he recomendado arriba. Es completo y sencillo de leer desde mi punto de vista. De paso, se podría ir construyendo un glosario propio. Hay versión pasta blanda y versión libro electrónico, yo recomiendo esta última porque el costo del libro de por sí es elevado. Se puede adquirir aquí.


· 50 English Tips for Spanish Professionals: Los errores más comunes… y cómo evitarlos de Nick Potter (Ed. Createspace Independent Publishing Platform). Este recurso es el más práctico de todos, pues recopila los errores más comunes que cometemos los hispanohablantes al escribir o hablar en inglés y cómo corregirlos. El autor es traductor desde hace varios años y decidió recopilar ejemplos reales de los errores que con más frecuencia corrige, así que se apega completamente a la realidad. Les aseguro que todos hemos cometido por lo menos uno de ellos y ni siquiera nos habíamos dado cuenta. Lo único es que, al ser un trabajo europeo, es posible que algunos de los errores ahí mencionados se corrijan de forma diferente según el dialecto de inglés o de español en el que estemos trabajando, pero en general es útil. Puede adquirirse tanto en pasta blanda como en libro electrónico aquí.


Podcasts, webinarios y canales de YouTube



· The Study Legal English Podcast. El nombre lo dice todo. Es EL podcast sobre inglés jurídico y su contenido es variado y completo, alterna entre monólogos y voces de otros invitados. Sirve para adquirir vocabulario y colocaciones mediante la escucha, así que es muy útil. Quizás lo único que habría que apuntar aquí es que es un podcast inglés, así que hay que considerar eso porque algunas figuras jurídicas varían con las del inglés norteamericano. Su sitio web es este.


· Written Legal English. Este es un canal de YouTube muy interesante porque tiene muchos ejercicios de “re-drafting” a inglés llano (“plain English”), así que sirve para mejorar el estilo muchísimo. Se puede ver aquí.


· Legal Writing Workshop del canal Writing, Reading, Speech Assistance – COD. Es un taller en varios videos de YouTube que valen la pena. Hablan desde tips de escritura en general hasta cómo escribir un case brief o la correspondencia. El vínculo a la parte 1 es este.


Por ahora dejaré esta lista aquí. En las siguientes compartiré cursos y otros recursos.


Si quieres saber más sobre diccionarios y otros recursos de apoyo en el día a día del abogado internacional y del traductor jurídico, quizás te interese consultar también esta entrada de mi blog.


Por último, si esta entrada te resultó útil, por favor compártela para que ayude a otras personas también. Si tienes dudas o comentarios, no dudes en escribirme un correo.

  • LinkedIn - Círculo Negro
  • Facebook
  • Instagram

©2018 Margarita Arizmendi.