4 errores a evitar al traducir un curriculum vitae

Actualizado: may 5

Uno de los documentos personales que con frecuencia traducimos los profesionistas en México es nuestro curriculum vitae, ya sea porque estemos buscando un puesto de trabajo en el extranjero, porque vamos a trabajar en una empresa extranjera con sede en México, o por cualquier otra razón. El hecho es que su traducción, aunque frecuente, no es sencilla y un error ahí puede costarnos un puesto de trabajo. Así que aquí reúno cuatro errores que he visto durante mi carrera profesional, para ayudar a que otros profesionistas no los cometan.


Error 1: Usar las palabras curriculum vitae o CV

Aunque parezca obvio, en realidad no lo es. En inglés, la palabra que se usa es resume y usar curriculum vitae o equivalentes demuestra poco dominio del idioma. De por sí, los asesores en recursos humanos recomiendan que titules tu CV con las palabras curriculum vitae porque eso se sobreentiende y sólo quita espacio valioso para incluir información que sí aporte; sin embargo, es probable que necesites utilizar este término al escribir un correo o mensaje de LinkedIn cuando conectes con algún reclutador de habla inglesa, así que lo conveniente es evitar este error y utilizar la palabra correcta: resume.


Error 2: Traducir de forma errónea los grados académicos

Este es un tema difícil porque hay algunos grados o tipos de estudio que no son equivalentes, pero precisamente por eso es por lo que no hay que dar nada por sentado y no hay que escatimar a la hora de buscar el equivalente. Aquí algunas equivalencias sobre grados que pueden ser de utilidad:

  • Los estudios de grado, que en México se llaman licenciatura (independientemente de si son una licenciatura o ingeniería) pueden referirse como degree, undergraduate studies o bachelor's degree. Por ejemplo, sería correcto decir "I got my law/mechanical engineering degree on 2008".

  • Los estudios de posgrado pueden referirse como graduate studies o postgraduate studies según el país. Los títulos de maestría pueden traducirse como graduate studies, Master of Arts, Master of Science e incluso hay algunos que tienen ya un título equivalente como MBA, LLM, entre otros. No hay una regla general.

  • Los diplomados, que son cursos cortos que se imparten en México pero que no otorgan un grado, pueden referirse como certificate o course. Por ejemplo, I have completed a certificate in accounting.


Error 3: Traducir de forma errónea el puesto de trabajo

Hay que tener cuidado con este punto para no generar confusión. He notado que algunas personas con el puesto de director en México, traducen su puesto en esa empresa como “director”. Si bien esto no es equivocado, la palabra “director” dentro de una organización suele utilizarse para referirse a miembros del consejo de administración de la empresa, quienes no forzosamente forman parte de esa empresa u ocupan un cargo operativo en ella, pero sí participan en la toma de decisiones sobre su administración. Es un nombramiento y posición de alto rango y responsabilidad. En México, muchas personas con el cargo de director son la cabeza responsable de un área específica y coordinan a un equipo, pero no ocupan cargos en el consejo de administración. Es por ello por lo que recomiendo ser cuidadosos y buscar otras opciones como Head o Chief para referirnos a ese puesto. Lo mismo pasa con los demás puestos, es conveniente buscar si existe un equivalente para ser claros, por ejemplo, al director general de una compañía se le denomina Chief Executive Officer o CEO, no “general director”, y al director jurídico se le suele denominar General Counsel y no Legal Director.


Error 4: No adaptar el formato

En México solemos colocar mucha información en nuestro CV, como una fotografía, nuestra fecha de nacimiento y estado civil y creemos que, al solicitar un puesto en algún país angloparlante, será suficiente con traducir el contenido de nuestro CV habitual a inglés. La realidad es que esto no siempre es así. En estos países, cierta información tal como nuestra raza, género, edad o estado civil no es necesaria e, incluso, en algunos de ellos es ilegal que las empresas soliciten esos datos en un proceso de selección, pues se cree que puede dar pie a discriminación. En cambio, será importante incluir información de valor como un correo electrónico y un teléfono, la ciudad y país de residencia actual, la nacionalidad y si se cuenta con un permiso de trabajo para el país al que se está solicitando el trabajo. De esta forma aportamos mayor valor y evitamos problemas a la empresa con información que en realidad no necesita.


Como puedes ver, la traducción de un curriculum vitae no es una tarea sencilla, pues los grados académicos, puestos de trabajo e, incluso, el contenido que debe llevar en un país y en otro cambian bastante. Por eso conviene ser cuidadosos y no trasladar su contenido a otro idioma sin antes ser asesorados por un buen consultor de recursos humanos que nos recomiende su contenido y un traductor profesional que nos ayude a plasmarlo en el idioma meta de forma impecable.


Si te gustó esta entrada, no olvides darle "me gusta" y compartirla para ayudar a otras personas también. Si te quedó alguna duda o te interesa algún tema relacionado, déjame un comentario o escríbeme un correo. ¡Hasta pronto!

  • LinkedIn - Círculo Negro
  • Facebook
  • Instagram

©2018 Margarita Arizmendi.