El proceso de traducción

Actualizado: may 5


En la entrada anterior hablaba sobre los factores que influyen en los costos de traducción porque sé que es un tema que a los clientes y a los traductores les pone los pelos de punta: a los clientes los encargos les parecen caros y no entienden por qué las tarifas son tan altas, y a los traductores les parece una ofensa que los clientes no quieran pagar sus tarifas por todo el trabajo que traducir implica. Afortunadamente yo he estado de los dos lados y entiendo muy bien la postura de ambos, así que en esta entrada explico el proceso de traducción a grandes rasgos en un intento por aclarar a los clientes todos esos pasos que no se ven (y que yo, antes de dedicarme a la traducción profesional, tampoco veía) y que son importantes para entregar el resultado final que ven y que exigen. Así que, sin más preámbulo, aquí va.


Paso 1: Encargo del trabajo

El cliente se pone en contacto con el traductor, le envía el documento que requiere traducir y las especificaciones del proyecto (plazo y modo de entrega, certificación, especificaciones de formato, maquetación, etc.).


Paso 2: Cotización y anticipo

El traductor o gestor del proyecto considera los diversos factores que influyen en la traducción (puedes leerlos en la entrada anterior), entrega un presupuesto al cliente y llega a un acuerdo con éste. Idealmente se acuerda el pago de un anticipo por el trabajo. Cuando el cliente confirma el trabajo y realiza el pago del anticipo, de acordarse así, el traductor o gestor del proyecto da entrada a la traducción.


Paso 3: Traducción

En caso de ser necesario, en esta etapa el gestor del proyecto divide el trabajo entre los traductores involucrados, distribuye instrucciones, genera glosarios y realiza cualquier otra acción para organizar el trabajo. El traductor realiza una lectura inicial para identificar el texto y algunos problemas de tipo textual o terminológico que se pudieran presentar. Después, inicia con la traducción propiamente dicha, es decir, se traslada el significado de una lengua a otra, y finalmente se revisa la propia traducción para evitar otros problemas como omisiones de texto, errores ortográficos, entre otros. Al terminar, el traductor entrega la traducción según las instrucciones indicadas por el gestor del proyecto.


Paso 4: Revisión y corrección

Una persona distinta al traductor, pero con más experiencia que este, comparará el documento original y el documento traducido para revisar que se haya trasladado el significado correctamente, que el formato, estilo y registro coincidan con lo solicitado por el cliente y, nuevamente, para evitar omisiones de texto, errores ortográficos, entre otros posibles errores que se hayan podido escapar al traductor (la famosa “ceguera de taller” se presenta con frecuencia). Además, se realizará un proceso de control de calidad, que consiste en revisar que el estilo y formato del documento a entregar se adecuen a la solicitud del cliente, sin meterse en el fondo de la traducción. Esta etapa se llama corrección y lo ideal es que lo haga una tercera persona, que no sea le traductor ni el revisor. En la práctica esto no siempre sucede y el revisor o el mismo gestor del proyecto hace de corrector.


Paso 4: Entrega

El documento se entrega al cliente en el plazo y formato acordado con el cliente, ya sea por medios electrónicos, en caso de ser traducción simple, o físicamente por mensajería en caso de ser traducciones certificadas selladas y firmadas.


Paso 5: Pago

Se intercambian datos de facturación (si no se habían compartido antes), el traductor o gestor de proyecto envía la factura al cliente y éste la paga en el tiempo acordado. Aquí termina el ciclo.


Esta es una descripción general y sencilla del proceso de traducción, no todas las agencias ni traductores siguen los pasos exactamente iguales y, por supuesto, en el inter pueden suceder otras cosas, pero esto sirve para explicar de forma práctica cómo funciona. Lo importante a notar aquí es que hay pasos importantes, como la revisión y el control de calidad, que el cliente no ve y que no pueden omitirse, porque eso es lo que garantiza que la traducción cuente con la calidad que el cliente requiere. Esto adquiere especial importancia cuando se trata de documentos de gran extensión, de proyectos con un varios documentos y de traducciones certificadas que se usarán en procedimientos judiciales o médicos, donde un error puede tener efectos graves y hasta implicar responsabilidad para el traductor que la efectuó.


¿Por qué necesito saber esto?

Porque, si eres usuario de servicios de traducción o traductor, debes saber que una traducción de calidad pasa por lo menos por dos ojos, por dos cabezas, por dos profesionales con experiencia en la combinación de idiomas y en la materia que se está traduciendo, si no es que por más, y que, si el servicio que contratas no sigue un proceso más o menos similar, la calidad de las traducciones está en riesgo. Por eso hay que sospechar de las cotizaciones ridículamente baratas, porque esto es una señal de que podría estar pasando alguno de los siguientes: (i) no están revisando los documentos, los traduce alguien y así se entregan (lo cual implica que solo hay un criterio y una revisión -si bien nos va- y el error humano y la “ceguera de taller” son altamente probables), (ii) no están haciendo control de calidad (nadie está revisando la homogeneidad del documento, que no se omita texto, que se cumpla con el formato, etc.), (iii) no están usando a traductores profesionales o humanos (sino a traductores automáticos como Google Translate o similares), entre otras posibles causas.


Así que ya lo sabes, la próxima vez que contrates un servicio de traducción recuerda elegir a traductores profesionales que sigan un proceso establecido, pues esto ayudará a que tu traducción resulte impecable. En MargaritaArizmendi.com somos especialistas en traducción jurídica, económico-financiera y de documentos personales y podemos ayudarte.


Espero que esta entrada te haya ayudado. Si así fue, no olvides darle "me gusta" y compartirla para que también ayude a otros. Si tienes alguna pregunta o comentario, puedes dejarlo aquí o escribir a info@margaritaarizmendi.com

¡Hasta pronto!



  • LinkedIn - Círculo Negro
  • Facebook
  • Instagram

©2018 Margarita Arizmendi.