top of page

10 consejos de legal writing para principiantes



Legal writing o escritura jurídica , también llamada escritura jurídica, es una habilidad importante para todo abogado, en cualquier área que practique. Especialmente si es un abogado hispanohablante que va a manejar el inglés dentro de su profesión, aprender a escribir correctamente en esta segunda lengua resulta de importancia para poder comunicarse adecuadamente con sus clientes, proveedores, colegas y autoridades. Por tal razón, te compartimos los siguientes consejos si estás comenzando a adentrarte en este particular arte de escritura jurídica.


1 Define la intención

Este es el primero y más importante consejo de escritura jurídica. Debes preguntarte: ¿Para qué estoy escribiendo esto? ¿Qué espero lograr? ¿Qué resultado deseo conseguir? La estructura, el tono y la redacción del documento cambiarán según el propósito de tu escrito jurídico. Por ejemplo, redactar un contrato puede servir para informar, un escrito de demanda para persuadir o una opinión jurídica para evaluar. Definir la intención y propósito te ayudará a escribir mejor.


2 Conoce tu audiencia

Saber para quién estás escribiendo ayudará a dar forma a la estructura, tono, estilo y nivel de detalle del documento. Estos son diferentes si serán leídos por un juez, un colega o un cliente.


3 Investiga

Una buena redacción jurídica requiere investigar e incorporar precedentes legales relevantes en sus documentos. Antes de comenzar a escribir, lee a detalle todo el material para comprender mejor las cuestiones jurídicas. Puedes valerte de herramientas como diccionarios jurídicos, revistas o sitios web de investigación jurídica como FastCase, Legal Information Institute y CourtListener.


4 Desarrolla un bosquejo

Uno de los consejos más útiles para mejorar tus habilidades de legal writing es organizar la información. Comenzar con un bosquejo o esquema te ayudará a mantener la escritura organizada y enfocada.


5 Construye un borrador

En tu primer borrador, concéntrate en capturar la información correcta. Asegura que la información sea la suficiente y que el contenido fluya bien de una sección a la siguiente. Siempre que puedas, limpia tu escritura en la etapa de edición, no debes obtener el formato perfecto en tu primer intento.


6 Da importancia a la estructura del contenido

Comienza el escrito mostrando al lector sobre qué estás escribiendo y por qué, eligiendo los mejores argumentos o los más persuasivos para enfocar tu escritura. Utiliza encabezados para dividir secciones y hacer la transición de un argumento al siguiente. El uso de listas y viñetas también puede ser útil cuando corresponda, para facilitar la lectura.


7 Sé claro

Al escribir cualquier tipo de documento jurídico, expresa tu punto de manera directa y clara dentro de las primeras oraciones para ayudar a guiar al lector. Supón que el lector tiene poco para leer, por lo que solo leerá las primeras palabras. Lo que digas en esas primeras palabras, hará que decidan si siguen leyendo o no.


8 Utiliza la jerga solo cuando sea apropiado

Usar jerga y términos legales (el famoso legalese) solo es apropiado en algunos contextos. Por ejemplo, usar demasiada jerga legal con un cliente que no está familiarizado con asuntos jurídicos puede confundirlo. Por el contrario, cuando estos documentos se van a utilizar en juicio, el uso de jerga legal es completamente normal, apropiado y hasta necesario.


9 Revisa y edita

El proceso de legal writing no finaliza cuando se ha terminado de redactar el documento. Es necesario revisarlo y editarlo. Es imprescindible que domines los conceptos básicos de ortografía y gramática de la lengua en la que estés escribiendo, ya que un abogado que presente documentos con errores ortográficos y gramaticales perderá credibilidad.

Es comprensible que se te escapen algunos errores, pues puedes viciarte de tanto leerlo, pero un consejo es leerlo en voz alta o usar la herramienta de Lectura en voz alta de Word para detectar los posibles errores.


10 Lee, lee y lee

Si buscas mejorar tus habilidades de escritura, un gran consejo es leer. Para mejorar tus habilidades en legal writing, lee el trabajo de personas que escriban documentos jurídicos y de negocios, ya sean documentos jurídicos, libros, blogs y artículos. También puedes solicitar a tus colegas ejemplos de su trabajo o unirte a comunidades y foros.


Un consejo adicional es que des a tu escritura algo de espacio, tomándote un descanso y volviendo a escribir con ojos frescos. No te preocupes por hacerlo perfecto en el primer intento, un buen escritor jurídico se forma probando y editando.


Si esta entrada te resultó útil, por favor compártela para que ayude a otras personas también. Si tienes dudas o comentarios, no dudes en escribirnos un correo.

45 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page